Friday, June 30, 2006

EL GENOCIDIO INVISIBLE




Queremos saber quién debe a quién y cuánto ¿África debe a los países occidentales o los países occidentales deben a África? ¿No habría que reconocer que tenemos con estos países una deuda ecológica y una deuda histórica y que, por tanto, no tiene sentido seguirles exigiendo el pago de una deuda externa, por otra parte ya pagada con creces? Lo mismo podría decirse de otros continentes del Sur en relación con los del Norte. A cambio de la riqueza ilegítimamente transferida del Sur al Norte, los países de Sur deberían ser compensados razonablemente.

Nos oponemos a seguir quitándole al africano, tanto dentro como fuera de su continente, el derecho a ser persona, a existir. Y por ello exigimos que se les aplique la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ya que de los 30 legislados se han violado 27 (no olvidemos la “subcontratación” de campos que ha hecho la UE para el control y represión de la inmigración “ilegal” y solicitantes de asilo en Marruecos y Argelia).

Queremos declarar ilegal la extrema pobreza, y condenar a los que la provocan o potencian no a aquellos que la sufren.

Queremos que los bienes comunes como el aire, el agua, la biodiversidad, la energía solar, los bosques, los océanos, la seguridad alimentaría, la salud y la educación, sean bienes y servicios garantizados por la colectividad mundial y bajo su responsabilidad.

Para todos los inmigrantes que ya están en nuestro territorio, y para sus descendientes, queremos que haya una verdadera voluntad de integración. Se les sigue excluyendo, arrebatándoles la esperanza de un futuro y dejándolos sin identidad (recordemos los últimos acontecimientos en Francia).
Queremos, pues, que para todos ellos se apliquen los derechos humanos en general, sin distinción de raza, sexo, religión, color, idioma, opinión política o de cualquier otra índole. A igualdad de deberes los mismos derechos.

Desde aquí, nosotros, ciudadanos de los países ricos, hacemos una llamada a nuestros conciudadanos, para que no volvamos nuestros ojos hacía otro lado y miremos cara a cara a las personas, sí, personas como nosotros, que tienen como futuro inmediato la exclusión, la pobreza, el hambre, las enfermedades, las guerras y la muerte. Nosotros, los ciudadanos, queremos obligar a los partidos, a las iglesias y a todas las instituciones públicas para que asuman su responsabilidad y, también, para que no nos utilicen como coartada para sus políticas cínicas de explotación y exclusión usando como pretexto la necesidad de perpetuar nuestro bienestar.

José Saramago
Rosa Regás
Adolfo Pérez Esquivel
Fernando Meirelles
Maruja Torres
Isabel Coixet
Norman Birnbaum
Gabriel Jackson
Dario Fo
Rosa Montero
Pilar Bardem
Claudio Magris
Lucía Etxebarria
John Berger
Peter Lilienthal
Inés Cordón
Fernando Savater
Javier Reverte
Gustavo Martín Garzo
Enrique Gil Calvo
Luis Landero
José Manuel Caballero Bonald
Rafael Azcona
Fernando Trueba
Benito Zambrano
Javier Bardem
Juan Cueto Alas
Juan José Millás
Felipe Benitez Reyes
Miguel Saenz
Antonio Gala
Mercedes Monmany
Victoria Camps
Juan Bonilla
Pere Gimferrer
Luis Araujo
Luis Eduardo Aute
Amancio Prada
Waleed Saleh
Nuria Amat
Suso de Toro
Luis Antonio de Villena
Ouka Leele
Guadalupe Grande
Felix Maraña
German Gullon
Gonzalo Santonja
Eduardo Trillo
Angel Fernández Fermoselle
Felicidad Orquin
Juan Carlos Mestre
Elena Pita
Martín Lopez Vega
Enrique Simón
Manuel Martin Cuenca
José Luis Gomez Toré
Jorge Villalmanzo
Angel Marcos
José Luis Sampedro
Juan Mayorga
Marta Sanz
María Blanco Lledó
Manuel Rodriguez Rivero
Vicente Mora
Carla Matteini
Guillermo Heras
Manuel Llusía
Almudena Grandes
Luis Sánchez Montero
Luis Felipe Comendador
Reyes Mate
Javier Ortiz
Concha Gay
José María Ridao
Chema Sarmiento
José María Pozuelo Yvancos
Santiago Vera Toscano
Tomás Sánchez Santiago
José Alvarez Junco
Felix Ovejero
Daniel Innerarity
Fernando Bellver
Remei Sipi
Lorenzo Silva
Jaime Pastor Verdú
Francisca Cobos
Alberto Fernández Liria
Pascual Serrano
Francisco Altemir
Carlos Ballesteros García
Alberto Piris
Dionisio Cañas
Carlos Barbarito
Montxo Armendáriz
Borja Ortiz de Gondra
Vicente Hernandez Gil
Daniel Calparsoro
Cristina Jaramillo
Abuy Nfubea
Meko
Frank T
Chojin
Norberto Luis Romero
Inongo Vi Makomé
Lola Ferreira
Baron Ya Bük-Lu
Llum Quiñonero
Tomás Yerro Villanueva
José Luis Lizundia Askondo
Joan Lluis Montané
Manuel Desviat
Olga Lucas
Ernesto Pérez Zúñiga
Estefanía Caamaño Martín
Julio Flor Gamo
Felipe Juarista
Javier Elzo
Francoise Houtart
Daniel Bensaid
Asun Barzola
Iván Forero R.
Aníbal Merlo
Mari Cruz Beraza
Alejandro Rigor
Pedro López López
Carmen Moreno Martin
Antonio Castellanos Navarrete
Juana Mejías Ramírez
José luis González Casado
Marisa Garrido Adán
Alicia Bermejo Martín
Ramón Márquez Garbayo
Raquel Muñoz Martínez
Rosa Barenys Martorell
Ángel Luis Gómez Jiménez
Andrés Sánchez González
Francisco José González Márquez
Jordi Jauma
Teresa Bordón
Absou Sane Diatta
Isabel García Calvo
Cheick Tidiane Sane García
Jorge Churba Bircz
Susana Verneuil Soto
Cristina Löpez Acosta
Susana Aikin
Cristina López Acosta
Mario Ariel Kalizsky Casac
Angeles Portillo
Sara Torres
Santiago Echave
Ana Cortés
Rafael Montes Velasco
Milagros Rey
Carmen Rodriguez de Antonio
Maite Archanco
Teresa Romero Boyero
Mª José Mártinez Herrero
Santiago Ochoa Marco
Margarita Mas
María Aguadé i Costabella
Celia Ballesteros de Mingo
Aitor Galán García
Antonio Benitez
José Ramirez Ruiz
Mercedes Sayalero
Luis M. Sáenz
Beatriz Coronado
Eduardo Fortes Gónzalez
Nuria Fenández García
Itxaso Sasiain Villanueva
Mercedes López Fuentes
Mª Paz Gonzalez Perez
Carmen Santiuste
Angel Haro Gómez
Amparo García Capelo
Maria Dolores Sancho Velásquez
Javier de la Fuente
Antonio Benítez
Jaime Maisonneuve Sauvinet
Mónica Zapico Fondevila
Mònica Zapico
Alberto Welsch Pastor
Sara Verdu Vil
Albert Vinyes i Sánchez
Roberto López Diez
Marta Fernández Policarpo
Dolores Naauffal Manssur
Joaquim Pujolar Trench
Enrique Ascasíbar
Josep Maria Queralt
Oscar Revilla Alguacil
José Mª Menéndez Menchaca,
Mercedes Borras Cortes
Rubén Luengo Rodriguez
Pilar Goytre Boza
Alejandro Ramirez Millán
Xavier Merino i Serra
Carmen Lacunza Astiz
Ignacio Álvarez-Ossorio Alvariño
Elena Cordón Vergara
Pablo Rico Alfonsín

4 Comments:

Blogger Dahlsson said...

"Nosotros de los paises ricos"

Pues esa diferencia es lo que actualmente impide desarrollarse a los paises pobres.

Hay un excelente documental "En defensa de la Globalización" que describe el porque de la pobreza del tercer mundo:el movimiento anti-globalización.

Los paises ricos actuan como si fuera algo inhumano que los niños pobres no puedan trabajar en vez de dedicarse a algo peor como es la prostitucion.

En los paises pobres tenemos el derecho a que se nos de la oportunidad de implantar el Capitalismo como lo hicieron las naciones arrogantes y soberbias de occidente en el pasado y ahora viven en Estados de Bienestar y para limpiarse un poco de la culpa que esto produce, recurren a argumentos como a genocidios, explotación o trabajo infantil.

10:43 AM  
Blogger Polonia210 said...

"Queremos saber quién debe a quién y cuánto ¿África debe a los países occidentales o los países occidentales deben a África?"

A ver, planteamiento interclasista erroneo. Decir que un continente debe algo a occidente (entiendo Europa y América) es decir que la población de un determinado espacio geográfico debe algo a la población de otro espacio geográfico.
¿A qué te refieres cuando dices África? ¿Te refieres a imperios, tribus, estados? ¿te refieres a los jefes de la tribus? ¿o hablas del esclavo? ¿hablas de monarcas déspotas? ¿o de los trabajadores? ¿hablas de dictadores racistas con las demás tribus que no son la suya? ¿o hablas de la población que sufre los errores y corrupciones de sus gobernantes? ¿te refieres a los opositores al regimen capitalista?
Cuando hablas de occidente ¿hablas de los políticos o de los ciudadanos? ¿hablas de los ciudadanos o de los proletarios? ¿hablas de los empresarios o de los trabajadores?
No se puede hablar de un continente o de un país en abstracto. No acuses a la gente de crímenes que no ha cometido, con consignas de misionero cooperante.
Efectivamente, la situación de algunos países de África se debe a la corrupción rampante, a un incipiente capitalismo que busca materias primas y no crea empleo y a la falta de Estado real (con sus consiguientes beneficios sociales para los trabajadores como educación, sanidad, infraestructuras).

"¿No habría que reconocer que tenemos con estos países una deuda ecológica y una deuda histórica y que, por tanto, no tiene sentido seguirles exigiendo el pago de una deuda externa, por otra parte ya pagada con creces?"

No se tú, pero yo no he concedido ningún crédito a ningún país (no soy un banco). Eso lo piden los gobiernos al banco mundial, que por supuesto, les pide intereses. Pero es que así funciona el capitalismo. Si estás en contra de la especulación y de los bancos es que estás en contra del capitalismo. Pero tampoco es el caso. El altermundialismo no quiere cuestionar el capitalismo, quiere reformarlo, cuadrar el círculo. Que los bancos y los empresarios tengan corazoncito. De todos modos, ¿cómo se va a ser anticapitalista en determinados países donde no hay capitalismo? Por supuesto, no es el caso de Suráfrica o Marruecos donde está más desarrollado. Pero piensalo, es como si no tuvieras vivienda, los pisos estuvieran muy caros. Pidieras un crédito al banco. No tuvieras trabajo. No pudieras pagarlo. Y el banco te fuera subiendo los intereses 30 euros cada mes que no pagas la hipoteca. Y tú, en vez de cuestionar el sistema en el que vives de una manera global, te dedicaras a exigir todo siguiera igual pero que te condonaran la hipoteca. ¿no parece una broma? Pues eso es el altermundialismo.

"Lo mismo podría decirse de otros continentes del Sur en relación con los del Norte. A cambio de la riqueza ilegítimamente transferida del Sur al Norte, los países de Sur deberían ser compensados razonablemente."

Esto sí que es cachondo (y terriblemente peligroso). Los países del Sur deberían ser compensados. Y a quien le damos la recompensa. ¿a las ongs? ¿a sus gobiernos? ¿a la población en general le hacemos un ingreso en sus cuentas? Otra vez el remordimiento católico y la forma de redimirse del pecado. La riqueza no ha sido ilegítimamente transferida del Sur al Norte (como divides tú el mundo). La riqueza ha sido transferida a los bolsillos de políticos y empresarios corruptos africanos, europeos, americanos y asiáticos. No de un "sur" abstracto y un "norte" abstracto. Desenmascaremos esta farsa.

4:06 PM  
Blogger qbit said...

El asunto no está entre países, sino entre bancos internacionales y países.

Propio de la mentalidad materialista apegada al dinero es considerar las víctimas desde el punto de vista económico. Según eso, los negros son las víctimas y nosotros los que lo tenemos todo.

La realidad es la contraria: El único genocidio que se está realizando es el de la raza blanca, en decrecimiento continuo, más la invasión inmigrante, a la que no se le permite tener países blancos. Es como llevar premeditadamente osos pardos al hábitat de los osos polares y encima llamarles racistas a los osos polares cuando se quejan de la invasión.

También es propio de progres hacer manifiestos conjuntos (como si el que se junte un grupito de necios les va a dar más valor), que en la práctica no hace sino apoyar al régimen, pues lo que el régimen quiere es precisamente eso, más inmigración, y más "integración".

5:33 AM  
Blogger PobleInsubmís said...

Benvolgut,

BARAKA, (1990), palabra de origen sufí que significa "aliento de vida", fue unos de los films que más me han marcado y más han influído en el sentido crítico con que analizo lo que ocurre a nuestro alrededor, en mi personalidad, en definitiva. Tenía 14 años entonces. Baraka, una explosión de comunicación a través imágenes y sonido, una obra de culto que en su momento creo que pasó con más pena que gloria por las salas de cine, lo que por otra parte no me extraña nada, viendo el nivel del ciudadano medio.

Força Vallekas!

1:48 PM  

Post a Comment

<< Home